Elaboración de planes de economía circular

¿Qué es la economía circular?

Si has llegado aquí para conocer el concepto de economía circular, se trata de un sistema que reduce los desperdicios y consumos para producir bienes y servicios.

La diferencia fundamental entre la economía circular y lineal (el sistema actual), es que la primera aprovecha los desechos para volver a convertirlos en recursos, mientras que la segunda se basa en el “usar y tirar”.

La economía circular funciona como un sistema cerrado, tal y como sucede en la naturaleza, que todo se transforma para dar lugar a algo nuevo.

Si te preguntas cómo surgió la economía circular, debes saber que en realidad siempre ha estado ahí, desde la antigüedad, aunque comenzaron a aplicarse modelos de negocios basados en la circularidad en la década de los 70.

En realidad el término se utilizó por primera vez en 1980 para describir las interacciones entre la economía y la naturaleza como un sistema cerrado.

Principios de la economía circular

Debemos entender sus principios:

  1. Preservar y fortalecer el capital natural: comprender que los recursos no son ilimitados y que se debe mantener un balance de los recursos que son renovables.
  2. Optimizar el rendimiento de los recursos: pensar en alargar la vida útil de los productos y hacerlos de manera que sean fáciles de reparar, reutilizar y reciclar.
  3. Fomentar la efectividad de los sistemas: disminuir al mínimo los impactos ambientales negativos.

Beneficios de la economía circular

Los beneficios nos muestran por qué es importante la economía circular.

  • Reducción del impacto ambiental: al reducirse la extracción de materias primas, los residuos, etc. el impacto que generamos al medio ambiente es mucho menor.
  • Innovación y crecimiento económico: se generan nuevas tecnologías y nuevos modelos de negocio que ayudarán a generar valor económico.
  • Mejora social: se crearán nuevos puestos de trabajo además de mejorar las condiciones de vida de las personas.
  • Aumento de la seguridad en el suministro: se reducirá la necesidad de materias primas vírgenes y disminuirá la dependencia de las importaciones.

¿Cómo elaborar un plan de economía circular para tu negocio?

Con respecto a tu propio negocio, la economía circular también tiene beneficios como el ahorro de costes, la mejora de la sostenibilidad, la eficiencia, la mejora de la reputación, etc.

Para contribuir a la economía circular con tu empresa debes plantearte una estrategia donde se tengan en cuentan todos los agentes relacionados con tu actividad, para ello, debemos seguir estos pasos:

  1. Análisis: debes identificar los riesgos para tu empresa de la economía lineal y las oportunidades de la economía circular. Analizar tu organización en función de los flujos de materiales y energéticos. ¿De dónde viene todo lo que consumes y a dónde va?
  2. Objetivos: una vez está claro qué podemos aprovechar y qué colaboraciones nos pueden ayudar a hacerlo, debemos fijarnos unos objetivos teniendo en cuenta la viabilidad técnica y económica.
  3. Planificación: Ahora planificaremos cómo se llevarán a cabo los cambios para cumplir los objetivos fijados.
  4. Implementación: diseñaremos una hoja de ruta con responsabilidades y plazos para cumplir las diferentes tareas que requiera tu plan.
  5. Medición: Realizaremos un seguimiento de las acciones para ver si se están cumpliendo y se acercan o se alejan de los objetivos planteados.
  6. Comunicación: Tanto a nivel interno como externo de la empresa, los diferentes actores deben conocer las acciones que se están llevando a cabo.

Economía circular: ideas o ejemplos de economía circular.

  • Nuevos productos o servicios: lanzar un nuevo producto o servicio puede cambiarlo todo.
  • Alargar la vida de los productos: Hacer algo más duradero evita que estemos continuamente generando nuevos residuos.
  • Transformar los productos: algo que parece un residuo de tu actividad se puede convertir en un nuevo producto.
  • Consumo colaborativo: maquinaria, compartir espacio o herramientas, son algunas maneras de consumo colaborativo que están surgiendo en las empresas, no lo desaproveches.
  • Reconsiderar el modelo de negocio: a veces hay que ir un poco más allá y replantearse todo desde el principio, como las empresas que vuelven a recoger sus botellas de vidrio, algo que siempre se ha hecho y se tiene que volver a recuperar.
  • Priorizar los recursos renovables: tanto en energía como en materias primas.
  • Aprovechar la tecnología digital: se pueden mejorar productos y servicios aprovechando el mundo online y favoreciendo la comunicación entre todas las partes interesadas.

Lo fundamental es tener una visión sistémica durante todo el proceso, desde la extracción de materias primas, hasta el fin de uso de un producto, incluyendo todos los servicios que haya de por medio.

Solicite sin compromiso información sobre nuestros planes de economía circular

Contactar
Contactar

Conozca las últimas novedades sobre ayudas y subvenciones para su negocio